Por: Gisela Méndez

Hoy en día, los regalos estos no deben significar un gasto o un agobio para ti, sino todo lo contrario.

Te pido que sigas leyendo; dame la oportunidad de confirmar que el significado que poseen los regalos hoy para ti y para todos no debe ser un tema de presión.

Un regalo es una extensión tuya, de todo aquello que le quieres decir a una persona sin palabras.

El presente, ya sea un objeto o un detalle, te permite ser recordado en todo momento por esa persona y, al usarlo, mirarlo o, sentirlo, hará que ella se sienta feliz, contenta, ¡por supuesto!  Que te vea en él.

Ahora, toma en cuenta lo siguiente para pensar en tus regalos:

  1. Piensa en el gusto de la persona que lo va a recibir. No es necesario que a ti te guste.
  2. Enfoca tu objetivo. Si quieres estar presente todo el año un regalo material es lo tuyo, pero, si lo que quieres es potenciar un sentimiento, regala comida, deja un buen sabor de ti, permite que te recuerden en un gran buque, en un reconfortante coñac o ancla el sabor de una buena mordida de chocolate amargo como recuerdo de una espectacular Navidad…
  3. Permite que los sentidos le envuelvan, como puede ser un vale por una tarde de películas.

Esta temporada puede resultar un tanto complicada, pero le ganaremos a las circunstancias con estas ideas, ¿aceptas el reto?

Ropa: personaliza por ejemplo, un abrigo (cámbiale los botones; colócale un cinturón falso en la parte trasera, este puede ser de otro tono; hazle un pespunte en la solapa con hilo, etc.).

Almohada: borda su nombre, pinta esta con colores vegetales, haz pruebas con betabel, aguacate, moras azules, espinacas, ¡es en serio! Puedes ser todo un master en teñidos naturales, puedes pasar horas entretenido creando gamas.

Faldas: descósela y añádele un pedazo de otra tela, encaje, malla y más.

Objetos: píntalos de otro tono, dales un nuevo uso, ponle un foco a esa caja linda de la abuela, esas tazas rotas hazlas macetas, cámbiale la funda al sillón favorito de papá…

Comida: desde galletas, mermeladas, conservas, pasa horas haciendo las etiquetas para lo que vas a envasar, juega con los colores y nombres para tu “MermeGis” ¡Solo una idea!

Deseos: escribe una bella carta, un cuento, manda deseos escritos, puede ser desde electrónicos, hasta ir al correo postal mexicano, si te queda cerca y mandar una carta, ¡romántico cierto!

¿Sabes qué necesita esta Navidad? Que no te olvides de ti, ni de los tuyos, que la lejanía no los separe. Esta Navidad nos enseñará que los nudos familiares y elegidos, nos hacen más fuertes cada día.  En esta época necesitamos sueños, ¡claro! Para verlos hechos realidad próximamente.

¡Felices fiestas Visionarios2030!

 

Acerca de la autora: Gisela Méndez se acercó por primera vez al mundo de la imagen gracias a su pasión por la fotografía. Cursó más tarde la licenciatura en Relaciones Públicas y una maestría en educación en la Universidad del Valle de México. Realizó estudios en imagen personal, análisis de color, programación neurolingüística, desarrollo personal, coaching educativo, maquillaje profesional, etiqueta y protocolo. Es columnista en la revista Líderes Mexicanos, colabora para diversos programas televisivos y radiofónicos, y también es conferencista. Fundó y dirige la empresa Imagen Integral, dedicada al trabajo de consultoría en imagen personal, corporativa y política.