Por Inés Saiz

 

El maltrato a personas mayores es un problema que se vive alrededor del mundo. Es por ello que, cada 15 de junio, se celebra el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, con el objetivo de concientizar acerca de los abusos y sufrimientos a los que son sometidos muchos adultos mayores.

 

Este año, el tema cobra una relevancia mayor, en el contexto actual de la pandemia de COVID-19. Si bien todas y todos corremos el riesgo de contraer COVID-19, las personas mayores tienen una tasa de enfermedad y mortalidad mayor. Se estima que el 66% de personas mayores a 70 años padecen una afección o comorbilidad que los pone en un mayor riesgo de impacto por el COVID-19.

 

“La pandemia de COVID-19 está causando temor y sufrimientos indescriptibles a las personas de edad en todo el mundo. Más allá de su impacto inmediato en la salud, la pandemia coloca a las personas de edad en una situación de mayor riesgo de pobreza, discriminación y aislamiento. Es probable que tenga un efecto particularmente devastador para las personas de edad de los países en desarrollo”, advierte António Guterres, Secretario General de la ONU.

 

Para 2030, la cantidad de personas de más de 60 años aumentará en casi 38%, pasando de mil millones a 1,400 mil millones de personas. Es por ello que se requiere mayor atención al combate del maltrato en la vejez, particularmente en países en vías de desarrollo, donde se dará gran parte de este crecimiento.

 

 

Con información de: Naciones Unidas e ISSSTE.