Por Liliana Padilla

Durante la Cumbre de Respuesta Global al Coronavirus el pasado 4 de mayo, el gobierno de México anunció que cooperará con Noruega en el desarrollo de una vacuna contra el Covid-19 adhiriéndose a la Coalición para la Innovación en la Preparación para Pandemias (CEPI). La primera ministra noruega, Erna Solberg, extendió la invitación al gobierno mexicano a sumarse a esta iniciativa, ya que su país es fundador de la CEPI y su contribuyente más importante.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, declaró que “esta pandemia demanda una respuesta global basada en la solidaridad y en una renovada cooperación multilateral. Al unir fuerzas con Noruega y CEPI, México reafirma su compromiso con la inclusión social y el desarrollo sostenible como principios torales para enfrentar al Covid-19”.

La CEPI cuenta con inversión de la Fundación Bill & Melinda Gates, Alemania, Japón, Noruega, la Unión Europea, y ahora México. Hace un par de meses, anunció el inicio de una campaña para reunir 2,000 millones de dólares que se destinarán exclusivamente a completar todas las fases de estudios clínicos en ocho posibles vacunas contra el Covid-19, y eventualmente la manufactura a gran escala de tres de ellas, lo que se lograré en un periodo de 12 a 18 meses. A la fecha, ya se han recolectado 924 millones.

Con información de: El Economista, Xataca y Político.