Por Inés Saiz

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce a 150 tipos de sarcoma que se desarrollan en los tejidos del organismo. Según el Instituto Nacional de Cáncer en Estados Unidos (NCI) el sarcoma es un tipo de cáncer que empieza en el hueso o en los tejidos blandos del cuerpo, como el cartílago, la grasa, los músculos, los vasos sanguíneos, el tejido fibroso u otro tejido conjuntivo.

 

Cada 13 de julio se celebra el Día Internacional del Sarcoma. Sirve para sensibilizar y dar a conocer información sobre los sarcomas. Mayoritariamente, el sarcoma se desarrolla en personas sin factores de riesgo conocidos, por lo que es difícil prevenirlos y crear conciencia sobre las implicaciones que conlleva esta enfermedad.

 

Adultos y niños pueden padecer de esta enfermedad. Sin embargo, el sarcoma representa solamente el 1% de los tipos de cáncer en personas mayores y el 15% de los tipos de Cáncer infantiles.

 

Como explica la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), “existen dos grandes grupos de sarcomas: los sarcomas de partes blandas (SPB), que se desarrollan en los tejidos blandos del organismo como los músculos, tendones, grasa, etc.; y los sarcomas óseos, que afectan al esqueleto.

 

Los SPB son rumores poco frecuentes. Afectan principalmente a varones de 40 a 60 años de edad con aproximadamente 5 nuevos casos al año por cada 100,000 habitantes de la Unión Europea, representando en torno a un 1% del total de tumores malignos.

 

En tanto, los sarcomas óseos, son tumores aún menos frecuentes. Se ve solamente un caso nuevo al año por cada 100,000 habitantes y afectan principalmente a niños y adolescentes de 13 a 16 años de edad y mayores de 65.

Fuente: Somos Pacientes y OKDiario