Por Liliana Padilla

 

La Conferencia de Donantes del pasado 4 de mayo, organizada por la Unión Europea, recaudó 7,400 millones de euros.

 

Gobiernos, organizaciones e individuos participaron en un maratón de tres horas para recaudar fondos para la creación de una vacuna, medicamentos y material de prueba para el COVID-19.

 

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, agradeció a todos los participantes, pues consideró que la recaudación»no hubiera sido posible sin su liderazgo».

 

El secretario general de la ONU, António Guterres, aseguró que todavía se requiere recolectar fondos adicionales, ya que la vacuna debe convertirse en un bien global, asegurando que «Ninguno de nosotros está a salvo, si no están todos a salvo».

 

Los grandes ausentes fueron Estados Unidos y China.

 

Con información de: Deutsche Welle, Naciones Unidas, Euro Efe.