Por: Liliana Padilla

El Reino Unido se ha convertido en la primera nación del mundo en implementar una campaña de vacunación destinada a poner fin al Covid-19, en un momento histórico de la pandemia. La primera británica en recibir la vacuna de Pfizer/BioNTech fue Margaret Keenan de 90 años, este martes a las 6:31 a.m. hora local, a menos de una semana su aprobación por las autoridades sanitarias británicas.

Keenan, que cumplirá 91 años la próxima semana, dijo que se sentía privilegiada de ser la primera persona en recibir la vacuna, ya que ello significaba que finalmente podría pasar tiempo con su familia y amigos en el Año Nuevo, después de estar sola la mayor parte del año.

Debido a las dificultades logísticas de fabricación y distribución de millones de dosis de la vacuna, por el momento ésta sólo se encuentra disponible para los mayores de 80 años, el personal de los asilos para adultos mayores y los trabajadores de primera línea de salud y de asistencia social, quienes tienen el mayor riesgo de enfermar gravemente por el Covid-19.

El Reino Unido ha encargado 40 millones de dosis de la vacuna, pero sólo 800 mil inyecciones estarán disponibles como parte de esta primera entrega. Se espera que antes de que acabe el año lleguen otros cuatro millones de dosis, y el resto en 2021. El país también ha ordenado 7 millones de dosis de la vacuna Moderna, que podría ser aprobada para su uso de emergencia en el Reino Unido en las próximas semanas.

50 hospitales han sido seleccionados para comenzar con la campaña de vacunación en Inglaterra, que arranca de forma simultánea en Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

Boris Johnson, el Primer Ministro del Reino Unido, aseguró que la vacuna “hará gradualmente una gran, gran diferencia”, pero también alertó a la población de que “no podemos darnos el lujo de relajarnos ahora”.

Por su parte, Matt Hancock, Secretario de Salud del Reino Unido, calificó el comienzo del programa de vacunación como un “gran momento en el esfuerzo científico”, y estimó que las restricciones ocasionadas por el coronavirus en el Reino Unido podrían ser levantadas en la primavera, si para entonces se ha vacunado a suficientes personas.

Además del desafío del suministro de la vacuna a la población, expertos en salud subrayaron la importancia de educar a la población y persuadirla de que apoye el programa de vacunación, pues debido a la desinformación y por desarrollarse en un tiempo mucho menor al habitual, mucha gente es reticente a ponérsela.

Se espera que la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. siga a la MHRA del Reino Unido y autorice el uso de emergencia de la vacuna de Pfizer esta misma semana –su comité asesor de vacunas se reunirá este jueves– mientras que la Agencia Europea de Medicamentos tomará su decisión el 29 de diciembre.

Aspectos técnicos de la vacuna Pfizer/BioNTech:

  • Pertenece a un nuevo tipo de vacunas llamadas ARN, que utilizan un fragmento del código genético del virus para enseñarle al cuerpo cómo combatirlo y generar inmunidad;
  • Ofrece un 95% de efectividad contra el Covid-19;
  • Debe conservarse a una temperatura de menos 70º Celsius durante su traslado, lo que dificulta su distribución;
  • Una vez descongeladas, las dosis pueden conservarse en una nevera a temperaturas de entre 2º y 8º por un máximo de 5 días;
  • Requiere de una primera dosis y de un refuerzo a los 21 días. Si bien la inmunidad al virus se activa desde un inicio, el efecto completo se registra siete días después de suministrar la segunda dosis;
  • De acuerdo con la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido (MHRA), más de uno de cada 10 receptores puede sufrir efectos secundarios como dolor en el lugar de la inyección, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos, dolor en las articulaciones y fiebre;

 

Fuente: CNN, BBC y Milenio.

#ODS3 #SaludyBienestar #PandemiaCovid19 #VacunaCovid19