El Día Mundial del Clima se celebra cada 26 de marzo para concienciar a la población sobre la importancia de la conducta humana frente al cambio climático. Este año, coincide con la pandemia por coronavirus, que está demostrando que los problemas mundiales solo pueden solucionarse a través de acciones conjuntas.

Si bien en un intento por frenar su expansión se han puesto en marcha drásticas medidas que han reducido nuestro impacto sobre el medio ambiente, los observatorios de Mauna Loa (Hawai) o Cape Grim (Tasmania), que miden los niveles de CO2, no han notado ningún cambio en su tendencia al alza. Además, los expertos advierten de una posible subida extrema de las emisiones cuando acabe la emergencia, tal y como ocurrió tras la crisis financiera de 2008.

Es por ello que Naciones Unidas ha hecho un llamado a que las medidas para frenar el impacto económico del COVID-19 tengan presente el acuerdo climático de París, para lograr el desarrollo sostenible que necesita el planeta. Antonio Guterres, Secretario General de Naciones Unidas, ya ha advertido en diversas ocasiones que si no se logra evitar que la temperatura del planeta se eleve sobre los 1.5° C, el cambio climático provocará “un efecto dominó en cada gran desafío que enfrenta la humanidad”.

Algo que podemos rescatar de esta crisis es la oportunidad de generar cambios culturales que impulsen acciones para detener el aumento de la temperatura global. Un ejemplo significativo es la masificación del teletrabajo, ya que la necesidad del distanciamiento social ha hecho posible que millones de personas en el mundo trabajen desde sus hogares. Esto podría tener un impacto enorme en la disminución de gases de efecto invernadero, por lo que se deberá evaluar qué trabajos pueden mantenerse en modo remoto.

Prácticas sostenibles durante la cuarentena por coronavirus

A fin de contribuir a la sostenibilidad ambiental desde casa y ahorrar en el gasto doméstico:

  • Evita el uso de papel innecesario para notas, optando por herramientas digitales;
  • Imprime solo lo estrictamente necesario y utiliza papel reciclado;
  • Ahorra en el consumo de agua;
  • A la hora de cocinar en horno, no lo abras, ya que pierde unos 20º C de temperatura y consume más para volver a calentarse;
  • Es aconsejable mantener el refrigerador en 5º C para refrigeración y -18º C para congelación;
  • Reduce el consumo de plásticos de un solo uso y optar por recipientes cubiertos o vajillas reutilizables. Si pides comida para llevar, solicita que no te traigan los cubiertos de plástico y usa los cubiertos de casa;
  • En lo referente a aparatos eléctricos, no uses el modo standby, carga la batería al completo y en modo avión para que sea más rápido y con un menor consumo;
  • No olvidar apagar computadoras y otros dispositivos, así como desconectarlos para que no sigan consumiendo energía;
  • Para el lavado de ropa, es recomendable optar por ciclos cortos de lavado, como medida para luchar contra el coronavirus se recomienda lavar a más de 60º C;
  • Evita el uso de la secadora;
  • Aprovecha al máximo las horas de luz natural con las cortinas y persianas abiertas y apaga siempre la luz si no la necesitas. También es recomendable utilizar bombillas LED de bajo consumo.
  • Lleva a cabo una óptima separación de los residuos para su correcto reciclaje
  • Ten siempre en mente el principio de las 3R de la Ecología: Reciclar, reducir y reutilizar.

Fuente: Manual de buenas prácticas para la sostenibilidad y el ahorro de energía en el hogar durante el confinamiento de la Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI).

Con información de: Animal Político, Tiempo, La Vanguardia y Corresponsables.