El coronavirus, recién bautizado “Covid-19” por la Organización Mundial de la Salud (OMS), representa una amenaza muy grave para el mundo, aseguró hoy Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, durante la apertura de una conferencia en Ginebra en la que cerca de 400 científicos analizan las formas de combatir la epidemia, centrándose en su transmisión y posibles tratamientos.

El nombre de «Covid-19» está compuesto por «co» de «corona», «vi» de «virus» y «d» por «disease», mientras que el 19 se refiere al año en que surgió este nuevo brote; reemplazando al nombre provisional “2019-nCoV” por ser fácil de pronunciar sin estigmatizar ni hacer referencia a un país o una población en particular, subrayó el Dr. Ghebreyesus.

Hasta el momento, hay 42,708 casos confirmados en China y 1,017 fallecidos, superando a la epidemia de SARS, que en 2003 dejó casi 800 muertes. Fuera de ese país asiático, se han confirmado más de 400 casos de contaminación en más de 30 países y territorios y dos fallecimientos, uno en Filipinas y otro en Hong Kong. Los funcionarios de salud informaron esta semana 108 nuevas muertes en veinticuatro horas, la cifra diaria más alta registrada hasta la fecha, por lo que el gobierno chino ha decidido destituir a diversos funcionarios públicos por su mala gestión de la crisis.

Sin embargo, el doctor Tedros aseguró que todavía es posible frenar el brote, si se toman las medidas de protección adecuadas, si bien el virus podría ser catastrófico en un sistema de salud débil. En ese sentido, hizo un llamado a todos los países a trabajar juntos para detener la epidemia y salvar vidas.

 

Con información de: Naciones Unidas, BBC y Le Monde.