A pesar de que la ciencia desempeña un papel fundamental para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, las mujeres han sido históricamente excluidas de la disciplina: son publicadas menos, pagadas menos y no llegan tan lejos como los hombres en sus carreras.

Son principalmente los prejuicios y estereotipos de género los que mantienen a las niñas y mujeres alejadas del ámbito científico. En el marco del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia,  António Guterres, Secretario General de la ONU, subrayó el hecho de que «las niñas y los niños se desempeñan igualmente bien en ciencias y matemáticas, pero solo una fracción de las estudiantes de educación superior optan por estudiar ciencias».

A su vez, Phumzile Mlambo-Ngcuka, directora ejecutiva de ONU Mujeres, señaló que “la ciencia y la innovación pueden transformar las vidas de las personas positivamente, especialmente mujeres y niñas en áreas remotas»; mientras que Audrey Azoulay, directora general de UNESCO, aseguró que hacer frente a los enormes desafíos del siglo XXI como el cambio climático requiere «que el mundo no sea privado del potencial, la inteligencia o la creatividad de las mujeres».

En el marco del 25 aniversario de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, ONU Mujeres ha lanzado su campaña Generación Igualdad, que consta de seis Coaliciones de Acción, siendo una de ellas «Tecnología e Innovación para la Igualdad de Género», que busca enfoques innovadores que brinden nuevas oportunidades a mujeres y niñas, mientras se abordan las barreras de conectividad y de inclusión e igualdad digital.

 

De acuerdo con cifras de UNESCO:

  • Menos del 25% de quienes hacen investigación en todo el mundo son mujeres.
  • Alrededor del 30% de mujeres escogen estudios superiores en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM);
  • 8% en ingeniería, manufactura y construcción;
  • 5% en ciencias naturales, matemáticas y estadísticas;
  • En el campo de la tecnología de la información y las comunicaciones (TIC), representan tan solo un 3%.

 

Mujeres en carreras científicas en México:

  • De acuerdo con cifras de la UNAM, la matrícula universitaria se divide equitativamente entre hombres y mujeres (50% y 50%). En Medicina, la prevalencia de mujeres alcanza más del 60%; mientras que en Ingeniería, es de tan solo 19%;
  • En la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT), las investigadoras en Ingeniería mecánica representan el 42%;
  • En la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), las mujeres biotecnólogas representan el 60%.
  • Las universidades de Tlaxcala, Hidalgo y Nuevo León tienen una proporción casi de 50/50 entre hombres y mujeres estudiando la carrera de Matemáticas

 

Con información de: Naciones Unidas, El Universal y La Jornada.