Por Liliana Padilla

 

El Día Internacional de las Familias se celebra este año en medio de la crisis global de la pandemia por COVID-19, que ha revelado la necesidad de proteger a los más vulnerables, incluyendo a las familias que han perdido sus ingresos, que habitan en viviendas inadecuadas o que tienen niños pequeños, personas mayores o personas con discapacidad a su cargo.

 

No hay un solo tipo de familia y jamás lo ha habido, si bien el concepto de familia tradicional se enfocaba en la familia nuclear (padre, madre e hijos), invisibilizando la diversidad de otras formas de familias (monoparental, homoparental, ensamblada o extendida).

 

Las familias pueden ser lugares de amor, cuidado y satisfacción, pero también espacios donde se violan los derechos de las mujeres, se silencian sus voces y persiste la desigualdad de género. De acuerdo con el informe de ONU Mujeres El Progreso de las Mujeres en el Mundo 2019-2020: Familias en un mundo cambiante, es necesaria una agenda integral de políticas orientadas a las familias para promover la igualdad de género en la diversidad de modelos familiares del mundo de hoy.

 

Cada día más mujeres se encuentran en los sectores formal o informal de la economía en todo el mundo, sin embargo, ellas siguen asumiendo una carga de trabajo doméstico mayor en comparación con los hombres, lo que hace más difícil conciliar la vida profesional y la familiar.

 

La ONU ha expresado que lograr que las familias sean espacios de igualdad y justicia es fundamental para la prosperidad de las economías y de las sociedades, pero también para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS 05).

 

Cifras clave de familias a nivel global:

  • 38 % de hogares del mundo están formados por una pareja con hijas e hijos.
  • 27 % de los hogares son extendidos (también habitan abuelas y abuelos, tías y tíos, u otros).
  • 84% de los hogares monoparentales están conformados por madres solas con sus hijos.

Mujeres, maternidad y violencia:

  • A escala mundial, la proporción de mujeres de 15 a 49 años que deseaban utilizar un método anticonceptivo moderno y pudieron hacerlo pasó del 42.2% en 1970 al 77.2% en 2015.
  • Desde la década de 1980, el incremento en las tasas de divorcio ha reducido los índices de suicidio en mujeres, las denuncias por violencia doméstica y los asesinatos de mujeres a manos de sus esposos.
  • Pero la violencia intrafamiliar sigue siendo letal: 58 % de las mujeres víctimas de homicidio en 2017 fueron asesinadas por un familiar.
  • En 2018, sólo 42 % de los países (77 de 185) contaban con leyes tipificando explícitamente como delito la violación conyugal.
  • El 17.8 % de las mujeres de 15 a 49 años en todo el mundo han experimentado violencia física o sexual a manos de una pareja en los últimos 12 meses.

 

Con información de: Naciones Unidas, El País y La Nación.