Alrededor del 81% de nuevos casos de cáncer se presentarán en países de ingresos bajos y medios –donde las tasas de supervivencia son actualmente las más bajas– debido a que estos países concentran sus recursos limitados en combatir enfermedades infecciosas y mejorar la salud materno-infantil, mientras que sus servicios sanitarios no están equipados para prevenir, diagnosticar y tratar el cáncer.

 

Así lo advirtió la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el marco del Día Mundial contra el Cáncer, al recordar que en 2019 más del 90% de los países de ingresos altos indicaron que disponían de amplios servicios para tratar el cáncer en sus sistemas de salud pública, en comparación con menos del 15% de los países de bajos ingresos.

 

“Este es un llamado de atención para abordar las desigualdades inaceptables entre los servicios de cáncer en los países ricos y pobres. Si las personas tienen acceso a la atención primaria, entonces el cáncer puede detectarse temprano, tratarse eficazmente y curarse. El cáncer no debería ser una sentencia de muerte para nadie, en ningún lugar”, expresó el doctor Ren Minghui, alto responsable de la OMS.

 

De acuerdo con el Director General de la OMS, el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, al menos siete millones de vidas podrían salvarse en la próxima década si se estudia adecuadamente la situación de cada país, se integran acciones contra el cáncer en la cobertura sanitaria universal y se moviliza a las partes interesadas para que trabajen juntas.

 

En ese sentido, la OMS y el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) han publicado dos informes coordinados: Report on Cancer: Setting priorities, investing wisely and providing care for all, que busca establecer un programa mundial para el cáncer, movilizar a las partes interesadas y ayudar a los países a establecer prioridades;  y Cancer research for cancer prevention, el cual se centra en la prevención y ofrece el panorama más completo de las investigaciones disponibles a la fecha.

 

La OMS destaca una serie de medidas para prevenir la aparición de nuevos casos de cáncer, como moderar el consumo de tabaco y alcohol, aplicar la vacuna contra la hepatitis B para la prevención del cáncer de hígado y la vacuna contra el VPH para prevenir el cáncer cervicouterino, por citar algunas.

 

Cifras de cáncer en México

  • En México se diagnostican 191 mil casos de personas con cáncer al año, de los cuales 84 mil fallecen, y es la tercera causa de mortalidad en el país, sólo por debajo de las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.
  • De acuerdo con el INEGI, entre 2010 y 2018 las defunciones relacionadas al cáncer pasaron de 70 mil 240 a 85 mil 754, un aumento del 22.1%.
  • Las mujeres registran el mayor número de decesos: en 2018 se reportaron 44 mil 164 muertes, un alza de 23.2% con respecto a 2010, año en el que hubo 35 mil 823.
  • En el caso de los hombres, en 2018 se registraron 41 mil 590 muertes, contra las 34 mil 412 registradas en 2010, un incremento del 20.8%.
  • Los tipos de cáncer más frecuentes en el país son el de mama (27,500 casos/7,000 defunciones por año); el de próstata (25,000/6,900); colon (15,000/7,000); tiroides (12,000/ 900); cervicouterino (7,870/4,000) y de pulmón (7,810/6,700).
  • El 30% de los casos de cáncer son prevenibles y otro 30% pueden diagnosticarse oportunamente.
  • De acuerdo con el Instituto Nacional de Cancerología (INCan) el tabaquismo, el alcohol, el sedentarismo, el consumo de alimentos calóricos, las bebidas azucaradas y la falta de ejercicio son algunos factores que están relacionados con al menos el 30% de los casos de cáncer.

 

Con información de: OMS, Excélsior e Infobae.