Por Inés Saiz

Los manglares son humedales costeros con una extraordinaria importancia ecológica y económica al ser uno de los ecosistemas más productivos del planeta y brindar una gran variedad de servicios ambientales.

Igualmente, son ecosistemas altamente productivos que se encuentran en las zonas costeras de 123 países en zonas tropicales y subtropicales. Son un elemento vital para la soberanía de los pueblos, ya que sirven como barrera protectora y su conservación es vital en el combate del cambio climático.

En septiembre de 2004, la II Asamblea General de la Redmanglar Internacional estableció el 26 de julio de todos los años como el Día Internacional de la defensa del Ecosistema Manglar. Su celebración es de particular importancia este año, pues el planeta ha perdido más del 25% de la totalidad de los manglares, debido principalmente al creciente cultivo industrial del camarón.

México se encuentra en el quinto lugar a nivel mundial en cuanto a superficies de manglares. Son parte fundamental de la riqueza natural del país a lo largo de ambas costas del territorio nacional, y constituyen también el hábitat y medio de vida de numerosas comunidades que viven en torno a ellos.

Para proteger estos espacios protegidos por la UNESCO, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) desarrolló el Sistema de Monitoreo de los Manglares de México para generar los conocimientos que incidan en una mejor planeación y manejo de este ecosistema a nivel nacional. Se debe generar más consciencia sobre las aportaciones de los manglares para que todos los ciudadanos trabajen por protegerlos.