Por: Liliana Padilla

 

El día de ayer, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) advirtió que todos los arrecifes de coral del planeta podrían extinguirse para finales de siglo si no reducimos ya las emisiones de gases de efecto invernadero.

Leticia Carvalho, responsable de la división Marina y de Agua Dulce del organismo de la ONU, aseguró que “la humanidad debe actuar con urgencia, ambición e innovación basadas en evidencias científicas a fin de modificar la trayectoria de este ecosistema antes de que sea demasiado tarde”.

La importancia de los arrecifes es indiscutible, ya que alimentan a una amplia variedad de especies marinas, protegen las costas de la erosión, absorben nitrógeno y carbono y ayudan a reciclar nutrientes. Su pérdida no solo tendría consecuencias devastadoras para la vida marina, sino también para mil millones de personas que se benefician directa o indirectamente de ellos.

Las altas temperaturas oceánicas son una de las principales causas del blanqueo de los corales. Si bien los corales pueden recuperarse si las condiciones mejoran, el calentamiento puede debilitar los arrecifes más allá de toda reparación.

El nuevo Informe “Projections of Future Coral Bleaching Conditions using IPCC CMIP6 models: Climate Policy Implications, Management Applications, and Regional Seas Summaries” del PNUMA, plantea dos escenarios posibles: el peor prevé un blanqueo anual grave hacia 2034, nueve años antes de las predicciones publicadas en 2017, y un punto de no retorno con el blanqueo de todos los arrecifes del mundo para finales de siglo. Un escenario intermedio, en el que los países logren limitar sus emisiones de carbono en un 50%, retrasaría el blanqueamiento severo once años, hasta 2045.

El autor principal del informe, el investigador de corales de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de América, Ruben van Hooidonk, afirmó que “lo triste es que las proyecciones son aún más nefastas que antes. Realmente necesitamos intentar reducir nuestras emisiones de carbono para salvar a los arrecifes. El informe muestra que necesitamos hacerlo a la mayor urgencia y tomar más medidas porque (la situación) es aún peor de lo que pensábamos”.

Aunque los corales han existido durante cientos de millones de años y se han adaptado al cambio climático, no sabemos exactamente cómo se aclimatan a los cambios de temperatura. El informe examina la posibilidad de que estas adaptaciones se produzcan entre los 0.25°C y los 2°C de aumento de las temperaturas medias. Sin embargo, si la humanidad mantiene el ritmo de sus actuales emisiones de gases de efecto invernadero, los corales no sobrevivirán ni siquiera con 2°C de adaptación.

De acuerdo con van Hooidonk, “incluso con la adaptación, necesitamos reducir nuestras emisiones para ganar tiempo para esos lugares donde podemos hacer esfuerzos de restauración y mantener vivos a los corales”.

 

Fuente: Naciones Unidas y PNUMA.

#ODS13 #ODS14 #AcciónporelClima #VidaSubmarina #SalvemosalosArrecifesdeCoral