Por: Liliana Padilla

El año 2020 se ha visto marcado por el surgimiento de la pandemia por Covid-19, la cual ha expuesto la vulnerabilidad de los adultos mayores en este tipo de contextos y la necesidad de garantizar su salud y derechos en la sociedad.

Las personas sintomáticas de más de setenta años tienen veinte veces más probabilidades de requerir hospitalización que los adultos jóvenes y las tasas de letalidad aumentan notablemente después de los 60 años, con resultados progresivamente peores para las edades más avanzadas. Menos visibles, pero no menos preocupantes, son los efectos más amplios de la crisis mundial para este sector poblacional: la atención de salud denegada para afecciones no relacionadas con COVID-19; el aumento de la pobreza y el desempleo; las afectaciones a su bienestar y a su salud mental; así como el estigma y la discriminación.

Los casos graves y las tasas de mortalidad de las personas adultas mayores pueden aumentar aún más si los sistemas de salud y protección social se ven desbordados, en particular en los países en vías de desarrollo. Por ello, documentos como la estrategia de combate al Covid-19 de la OMS brinda recomendaciones sobre las acciones que deben tomar los países a nivel local, nacional y regional para hacer frente a las necesidades específicas de las personas adultas mayores.

 

¿Sabías qué?

  • Entre 1950 y 2010, la esperanza de vida promedio en el mundo aumentó de 46 a 68 años.
  • En 2010, había 703 millones de personas de 65 años o más en el mundo, siendo Asia oriental y sudoriental la región con el mayor número de personas mayores (261 millones), seguida de Europa y América del Norte (más de 200 millones).
  • Durante las próximas tres décadas, se estima que el número de mayores aumente a más del doble, llegando a más de 1,500 millones de personas en 2050.
  • Los países vías de desarrollo albergarán más de 2/3 de la población de edad avanzada del mundo (1,100 millones) en 2050. Se prevé que el aumento más rápido se produzca en los países clasificados como países menos adelantados, donde el número de personas de 65 años o más podría pasar de 37 millones en 2019 a 120 millones en 2050 (+225%).

 

Fuente: Naciones Unidas y OMS.

#ODS3 #SaludyBienestar #DíaPersonasdeEdad #AdultosMayores #PandemiaCovid19