Por Inés Saiz

 

Cada 26 de junio se celebra el Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas en busca de reforzar la acción y cooperación de ciudadanos y gobiernos para una sociedad libre del consumo ilícito de drogas, un problema de escala global que conlleva una serie de consecuencias graves, tales como el deterioro de la salud y el aumento de la violencia. Por esta razón, el tema de este año es “Mayor conocimiento para un mejor cuidado”.

 

De acuerdo con las últimas estimaciones de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodoc), las drogas matan a casi 600,000 personas al año y alrededor de 269 millones de personas recurrieron a las drogas en todo el mundo en 2018, un aumento del 30% en los últimos 10 años.

 

Al mismo tiempo, más de 35 millones de personas a nivel global padecen trastornos por el consumo de drogas, según el último Informe Mundial Sobre las Drogas presentado ayer en Viena, Austria. El consumo de drogas se asocia con el riesgo de otros problemas de salud como el VIH/SIDA, la hepatitis, la tuberculosis, el suicidio y la muerte por sobredosis.

 

Este año, la pandemia del Covid-19 ha agravado el escenario, ya que el cierre de las fronteras y otras restricciones a la movilidad han dado lugar a una escasez de drogas en las calles, provocando un aumento de los precios y una reducción de la pureza. El aumento del desempleo ha afectado a los sectores más pobres, exponiéndolos al consumo de drogas y también al su tráfico y cultivo para sobrevivir en una época de crisis económica aguda.

 

Latinoamérica es reconocida por ser uno de los principales productores de drogas como la cocaína, la marihuana y diversos opioides, a un punto tal que el principal factor de inseguridad en la región se debe a la violencia y la corrupción provocadas por el narcotráfico. Es por ello que, cualquier estrategia de seguridad por implementar debe tomar en cuenta el contexto de la producción y el consumo de droga.

 

Datos clave sobre el consumo de drogas ilícitas:

  • El cannabis es la droga más consumida con 192 millones de usuarios, responsable de más de la mitad de todos los delitos penales relacionados con las drogas registrados en 69 países entre 2014 y 2018 ;
  • Los opiáceos son las drogas más letales : las muertes a causa de su uso han aumentado en un 71% en el último decenio,
  • El consumo de drogas es motivo de especial preocupación en los países en vías de desarrollo y está cada vez más extendido entre adolescentes y jóvenes, que son más vulnerables a los efectos perjudiciales de las drogas en su psique en desarrollo.

Con información de: Naciones Unidas, Vatican News y Notimerica.