A partir de hoy, las empresas mexicanas están obligadas a reducir los factores de riesgo psicosocial de sus trabajadores, al entrar en vigor la NOM-035 de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social.

En caso de no cumplir con la norma, a partir de 2020 las empresas podrán recibir multas superiores a los 400 mil pesos.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) estimó que los trastornos mentales y/o emocionales representan el 11% del gasto destinado a la atención de discapacidades laborales y prevé que esta proporción aumente un 15% en 2020. También calculó que los riesgos psicosociales son la causa de entre un 50% y 60% de las jornadas de trabajo perdidas.

Además, de acuerdo con la Organización Mundial del Trabajo, un 40 por ciento de los trabajadores padece algún tipo de estrés relacionado con su trabajo.

El principal riesgo psicosocialpara los trabajadores mexicanos son las largas jornadas laborales, que sitúan al país en el número tres en la materia, dentro de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), la nueva norma podría transformar la vida del 26 por ciento de los empleados formales de México, a través de un mejor ambiente laboral, aplicando una serie de prácticas.

A partir de las experiencias de una serie de empresas que desde hace tiempo ya trabajan en el mejoramiento de las condiciones psicosociales de sus trabajadores, el Imco recomienda una serie de medidas que no significan grandes inversiones:

  • Dar facilidades en horarios y lugar de trabajo
  • Aplicar medidas para que el trabajador permanezca más tiempo con su familia
  • Programas para mejorar hábitos alimenticios, fomentar el ejercicio y estrategias de bienestar
  • Acceso a servicios de gastos médicos mayores o menores
  • Medidas para que en todos los procesos de selección las mujeres puedan aspirar a determinado puesto

Con información de:
https://bit.ly/2I25fLK
https://bit.ly/2MGJFQo
https://bit.ly/32HHcL3