En el marco del Día Internacional de la Lengua Materna, que  busca promover el multilingüismo y la diversidad cultural, la Directora General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Audrey Azoulay, visitó por primera vez México, donde encabezó los días 26 y 27 de febrero el Evento de Alto Nivel “Construyendo un decenio de acciones por las lenguas indígenas”.

 

Azoulay sostuvo hoy un encuentro con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, con quien firmó un acuerdo marco para fortalecer las lenguas de las comunidades indígenas. Se reunió además con los secretarios de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard; de Cultura, Alejandra Frausto; y de Educación, Esteban Moctezuma; así como con la Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, con el objetivo de reforzar los proyectos de cooperación entre la Organización y México.

 

«La cultura puede desempeñar un papel central en muchos de los grandes desafíos actuales, como la reducción de la violencia y las desigualdades» aseguró Azoulay en referencia a los problemas que afectan al país. Y agregó que la organización que encabeza trabaja en “promover la educación para el medio ambiente, pero también en la inclusión y en la igualdad de género, una prioridad que inspira todas nuestras acciones». A su vez, el presidente López Obrador aseguró que hoy se suscribió «el compromiso para fortalecer las lenguas indígenas de pueblos originarios de México».

 

Las lenguas son un elemento clave de la diversidad cultural, al estar relacionadas con tradiciones, recuerdos, formas únicas de pensamiento y expresión. Sin embargo, los procesos de globalización representan una amenaza cada vez mayor para las lenguas minoritarias. Por ello, un enfoque plurilingüe es un componente esencial de la educación y del empoderamiento de mujeres y hombres de comunidades indígenas.

 

De acuerdo con cifras oficiales, en México las comunidades indígenas preservan 69 lenguas, lo que coloca a este país en el quinto lugar mundial en diversidad lingüística y el primero en América.

 

 

De acuerdo con cifras de UNESCO:

  • Cada dos semanas desaparece una lengua, que se lleva consigo todo un patrimonio cultural e intelectual.
  • Se estima que al menos el 43% de las 6,000 lenguas que se hablan en el mundo están en peligro de extinción.
  • La mayor parte de las lenguas en peligro (1,907 lenguas) tienen menos de 10,000 hablantes, mientras que 176 lenguas habladas por más de 100,000 personas se consideran vulnerables o en serio peligro.
  • Tan solo unos pocos centenares de idiomas han tenido el privilegio de incorporarse a los sistemas educativos y menos de un centenar se utilizan en el mundo digital.
  • En México en el año 2010, había 1.5 millones de hablantes de náhuatl y existen más de 20 variantes del mismo, principalmente en los estados de Puebla, Veracruz, Hidalgo, San Luis Potosí, Tlaxcala, Estado de México, Morelos, Guerrero y Tabasco.

 

Con información de: Naciones Unidas, UNESCO, CNN en Español y Sputnik News.