Por Carlos Almazán

 

Hoy se conmemora el Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer, el cual busca reafirmar la salud como un derecho humano al que todas las mujeres deben acceder sin restricciones de ningún tipo a lo largo de su vida, y denunciar los problemas que afectan la salud sexual y reproductiva de mujeres y niñas en todo el mundo.

 

Esta conmemoración se originó durante una reunión de integrantes de la Red Mundial de Mujeres por los Derechos Reproductivos, celebrada en Costa Rica el 28 de mayo de 1987. Este año, su lema es: “Soy de la Generación Igualdad: Por los derechos de las mujeres”.

 

El Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) establece que: “Todas las mujeres tienen derecho a tomar decisiones respecto a su cuerpo, sexualidad, salud reproductiva y bienestar en general”;  mientras que la Organización Mundial de la Salud para las Américas (PAHO) calcula que cada año, aproximadamente 10 millones de mujeres padecen secuelas o discapacidad por complicaciones relacionadas con el parto. Estas complicaciones severas, que ponen en riesgo la vida de estas mujeres, son llamadas ‘morbilidad materna’.

 

De acuerdo con datos de la ONU:

 

  • Las mujeres son más longevas que los hombres. En 2016, la esperanza de vida mundial al nacer era de 74,2 años para las mujeres y de 69,8 años para los varones.
  • Se estima que 1 de cada 3 mujeres sufrirá agresiones físicas y sexuales en algún momento de su vida.
  • Cada día, cerca de 830 mujeres fallecen por causas prevenibles relacionadas con el embarazo y el parto.