El internet es una tecnología que ha mejorado la vida de millones de personas pero que, lamentablemente, también ha sido utilizada para generar nuevas formas de violencia y explotación, particularmente contra mujeres, niños y niñas. Según cifras de Inegi, aproximadamente 9 millones de mujeres han vivido ciberacoso en México. Las mujeres más vulnerables a sufrirlo son aquellas de entre 20 y 29 años, seguidas por el grupo de los 12 a los 19 años.

Un ejemplo claro de ello es el de Olimpia Coral Melo Cruz, una joven poblana que vio su vida trastornarse cuando, en el año 2013, a la edad de 18 años, un video íntimo grabado por su pareja fue difundido sin su consentimiento en diferentes sitios web. El acoso y hostigamiento la llevaron a no salir de su casa durante ocho meses y a intentar suicidarse en tres ocasiones.

Pero esta experiencia también la convirtió en una activista, tras darse cuenta del vacío legal en torno a la violencia digital y el ciberacoso, por lo que desde hace varios años ha trabajado junto con el Frente Nacional para la Sororidad en una iniciativa de ley para tipificar este delito, la cual ha sido nombrada “Ley Olimpia” en su honor.

A finales de noviembre pasado, la Cámara de Diputados Federal aprobó en lo general y en lo particular, con 400 votos a favor y cero en contra, el dictamen que reforma la fracción sexta al artículo 6 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para considerar la violencia digital entre los tipos de violencia contra las mujeres, y ha sido enviado al Senado de la República para su ratificación. De aprobarse, prácticas como compartir imágenes o vídeos íntimos sin autorización, acosar o enviar amenazas en redes sociales serán castigadas en todo el país con dos y hasta seis años de prisión, además de 48 a 200 horas de trabajo comunitario. 

Con base en el proyecto de Ley presentado, la violencia digital se define como actos de acoso, hostigamiento, amenazas, insultos, vulneración de datos e información privada, divulgación de información apócrifa, mensajes de odio, difusión de contenido sexual sin consentimiento, textos, fotografías, videos y/o datos personales u otras impresiones gráficas o sonoras, verdaderas o alteradas. 

El martes 3 de diciembre, el Congreso de la Ciudad de México aprobó la Ley Olimpia; con lo que suman 14 estados en los que ya es una realidad: Guerrero, Nuevo León, Puebla, Baja California Sur, Guanajuato, Querétaro, Oaxaca, Chiapas, Estado de México, Coahuila, Yucatán, Veracruz, Zacatecas y ahora la CDMX.

La Ley Olimpia forma parte de las leyes propuestas por el gobierno de la Ciudad de México para reforzar la lucha contra la violencia sexual, junto a otras que todavía esperan aprobación del Congreso, notablemente la Ley de Registro de Agresores Sexuales.

Con información de: Nación 321, Excélsior y Uno TV.