La Ciudad de México es reconocida por su caos. Quienes la habitan y visitan diariamente padecen altos niveles contaminación, dificultades en sus traslados, inseguridad, diferencias en la cantidad y calidad de los servicios, entre otros problemas, muchos de los cuales se deben a la ausencia de una Ley de Planeación del Desarrollo.

A partir de que la Ciudad cuenta con una Constitución local, en 2017 se propuso contar con esta legislación, que de la cual dependerá la sostenibilidad territorial y ambiental y el crecimiento económico de la ciudad en los años por venir, por lo que el Congreso capitalino deberá discutir al respecto.

En este contexto, un grupo de organizaciones de la Sociedad Civil, entre las que se encuentra Ruta Cívica, dirigida por Mónica Tapia, Visionaria 11 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, presentó recientemente al Congreso de la Ciudad el ABC de la próxima #LeydePlaneación CDMX.

Una de las principales inquietudes es garantizar la autonomía del Instituto de Planeación Democrática y Prospectiva (INPADE) de la Ciudad, el cual se encargará, entre otras cosas, de la planeación del desarrollo urbano y ordenamiento del territorio de la ciudad. La iniciativa propone que sea una entidad autónoma y que se le asignen las atribuciones para elaborar el Plan General de Desarrollo, el Programa General de Ordenamiento Territorial y los estudios de planeación específicos para atender temas puntuales. Estas son algunas de las principales propuestas:

  • Priorizar la sustentabilidad y respeto del ecosistema de la Ciudad
  • Contar con una cartografía y datos abiertos sobre la Ciudad a la ciudadanía y que sirvan como sustento y evidencia en el proceso de planeación
  • Crear leyes e instituciones que fomenten la participación, entre los distintos niveles de gobierno, sectores y la sociedad
  • Transversalidad y armonización de las diversas leyes para una planificación congruente, incluyendo al Plan General de Desarrollo (PGD) a 20 años (2020 – 2040), al Programa de Ordenamiento Territorial (POT) a 15 años con actualizaciones a 5 años (2021 – 2036) de la Ciudad y de las alcaldías y Programas Parciales (PPOT) de colonias, pueblos y barrios originarios y comunidades indígenas residentes.

El documento completo de propuestas puede descargarse aquí.

La aprobación de la Ley de Planeación, que se espera ocurrirá en los próximos días, marcará un antes y un después en materia de planeación urbana, y a ésta se añadirán las propuestas para la Ley Orgánica del Instituto de Planeación y la nueva Ley de Ordenamiento Territorial, que se discutirán en los próximos meses.

Con información de: Ruta Cívica, Arena Pública, La Silla Rota y El Universal.