Por: Liliana Padilla

El día de hoy, el gobierno de la CDMX anunció que a partir de lunes próximo se pasará a semáforo naranja en la ciudad, tras cerca de 2 meses de permanecer en semáforo rojo. Dicha decisión se tomó tomando en cuenta el descenso en la ocupación hospitalaria, que al día de  hoy se ubica en 68%, y en los ingresos hospitalarios (-1,392 en 4 semanas). Hasta este jueves, había 5,860 personas hospitalizadas por Covid-19 en la CDMX.

Si bien Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno capitalina, pidió que se mantuvieran todas las medidas de prevención ante el coronavirus (lavado de manos, sana distancia y uso de cubrebocas).

Las actividades que se retomarán a partir del lunes 15 de febrero serán las siguientes:

  • Continúan operando al 20% de capacidad:agencias automotrices, tiendas departamentales, centros comerciales, transporte turístico al aire libre y auto cinemas;
  • En el marco del programa «Reactivar sin arriesgar», los restaurantes ampliarán su horario hasta las 22:00 horas, con servicio únicamente en exteriores y mesas de hasta 5 comensales;
  • Se permitirán actividades teatrales al aire libre, con uso de cubrebocas y respetando la sana distancia;
  • Protocolo para Miércoles de Ceniza: en los templos e iglesias se permitirá la entrada de una persona por familia, atrios y áreas abiertas y conservando las medidas sanitarias básicas: gel o sanitizante, cubrebocas y sana distancia.
  • Reapertura de albercas y gimnasios en interiores, que funcionarán exclusivamente con citas uno a uno y con distancia de 4 m entre cada grupo de entrenamiento, en un horario de 6:00 a 23:00 horas. La estancia no deberá exceder los 40 minutos. En albercas sólo clases individuales con distancia de dos carriles entre cada usuario.

Permanecerán cerrados los casinos y casas de apuesta, el boliche, cines, museos, casas de cultura, galerías, archivos históricos, centro de convenciones y otros espacios cerrados, como baños públicos.

 

Fuentes: El Economista y El Universal.