Por Liliana Padilla

 

Cada 20 de noviembre se celebra el Día Universal del Niño en conmemoración de la adopción de la Declaración Universal de los Derechos del Niño (1959) y de la Convención de los Derechos del Niño (1989), los cuales establecen una serie de derechos para niñas y niños (a la vida, a la salud, a la educación, a jugar, a la vida familiar, a la protección frente a la violencia y la discriminación, a que se escuchen sus opiniones, entre otros). Este Día nos ofrece un punto de partida para llevar a cabo acciones para defender, promover y celebrar los derechos de niñas y niños y construir un mundo mejor para ellos. 

Sin embargo, la crisis del Covid-19 también ha puesto en riesgo los derechos de los niños. De acuerdo con un informe reciente publicado por UNICEF, la pandemia tendrá consecuencias cada vez más graves para niños y adolescentes, que representan 1 de cada 9 infecciones por COVID-19 registradas en 87 países del mundo (los que disponen de datos desglosados por edad).

 

UNICEF subraya las repercusiones a largo plazo en materia de educación, nutrición y bienestar de toda una generación de niños y jóvenes:

  • Hasta noviembre de 2020, 572 millones de estudiantes se vieron afectados por el cierre de escuelas a nivel nacional en 30 países, es decir, el 33% de los estudiantes matriculados en todo el mundo.
  • Más del 90% de los gobiernos adoptaron la forma de aprendizaje remoto (más de mil millones de niños en el mundo), pero cerca del 30% de ellos no cuentan con la tecnología necesaria para el aprendizaje a distancia.
  • La principal amenaza para los niños son las alteraciones en materia de servicios sociales y salud: un tercio de los países encuestados han reducido en 10% la cobertura de servicios básicos, y la cobertura de servicios de nutrición para mujeres y niños ha disminuido en un 40% en 135 países.
  • Seis a siete millones de niñas y niños menores de 5 años sufren desnutrición aguda en 2020, lo que supone un aumento del 14%, mientras que 2 millones de ellos podrían morir si se producen graves interrupciones en los servicios.

  

Las seis acciones de UNICEF para proteger a nuestros niños

Por último, el informe propone a los gobiernos adoptar las siguientes medidas para proteger a las niñas y los niños, imaginar un mundo mejor para ellos y evitar un retraso irreversible en sus derechos y en logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible:

  1. Asegurarse que todos los niños aprendan, mediante el cierre de la brecha digital.
  2. Garantizar el acceso a los servicios de salud y nutrición y hacer que las vacunas sean asequibles y estén disponibles para todos los niños y las niñas.
  3. Apoyar y proteger la salud mental de niñas, niños y jóvenes y poner fin a los abusos, la violencia de género y el abandono en la infancia.
  4. Aumentar el acceso al agua potable, el saneamiento y la higiene y hacer frente a la degradación del medio ambiente y el cambio climático.
  5. Revertir el aumento de la pobreza infantil y garantizar una recuperación inclusiva para todos.
  6. Redoblar los esfuerzos para proteger y apoyar a los niños y sus familias que viven en situaciones de conflicto, desastre y desplazamiento.

 

Fuentes: Naciones Unidas, UNICEF e Infobae.

#ODS4 #EducacióndeCalidad #ODS10 #ReduccióndelasDesigualdades #DíaUniversaldelNiño