Si bien el Día de San Valentín celebra el amor y la amistad, en realidad termina siendo una fecha de gran consumismo. Por ese motivo, la organización internacional Greenpeace ha emitido algunas recomendaciones para ser cuidadoso con el medio ambiente en este día:

 

  • Evita regalar globos. El tiempo de vida de un globo va desde 1 minuto a 5 días y por el contrario, tarda hasta 6 meses en desaparecer, además que sus residuos son especialmente peligrosos para los animales marinos, ya que los pueden tragar y asfixiarse.
  • Evita el consumo desmedido de plásticos de un solo uso. Como embalajes, recipientes, papel decorativo o celofán.  Unos cubiertos de plástico pueden tardar hasta 400 años en desaparecer y sus pequeñas partículas pueden ir a parar al estómago de los peces y luego a nuestro plato.
  • No compres productos electrónicos o electrodomésticos que no necesites. En esta época se ofertan paquetes de equipos celulares por costos bajos, o hay campañas donde si adquieres un electrodoméstico, te regalan uno adicional. Estos también son una fuente de contaminación.

 

De acuerdo con Greenpeace, en México se producen más de siete millones de toneladas de plástico al año, y el 48% de éste está destinado a envases y embalajes. Por ello, Greenpeace convoca a reflexionar en esta fecha, para evitar el consumismo irresponsable y buscar maneras de expresar el amor hacia nuestros seres queridos sin dañar el planeta.

 

San Valentín y la industria de las flores:

  • Se estima que la industria de la producción de flores a nivel mundial tiene un valor de 64.5 mil millones de euros y el 14 de febrero es la fecha con mayor volumen de ventas, seguida de la Navidad.
  • La mayoría de flores que se compran en comercios minoristas son importadas de otros países, lo que conlleva que durante su transporte se emitan grandes cantidades de dióxido de carbono.
  • Los principales países productores de flores cortadas son Países Bajos, Kenia, Colombia e Israel, donde se cultivan principalmente orquídeas, rosas y claveles.
  • La plataforma de reforestación Tree Nation estima que cada flor cortada puede emitir hasta 3 kilogramos de CO2, mientras que un solo árbol es capaz de eliminar de la atmósfera hasta 250 kg de CO2 a lo largo de su vida.

 

Con información de: Excélsior y Télam.