Por: Alejandra Fosado

 

El triunfo de Kamala Harris como próxima Vicepresidenta de los EEUU es una inspiración para millones de mujeres que hemos clamado por paridad de género en todos los rubros de nuestras vidas personales y profesionales.

Harris tiene, a partir de ya, el honor y la responsabilidad de liderar con la conciencia de que el siglo 21 será femenino o no será.

Su narrativa la distingue de muchos otros líderes por ser clara, sencilla, emotiva. Algunas palabras clave de su discurso son: generosidad, amor, sanar, dolor, preocupaciones, valentía.

Pero sin duda, lo más destacado para mí es su capacidad de poner a su audiencia en el centro del discurso. Ella es la que aplaude a los votantes, a Biden, a la próxima Primera Dama, a las mujeres, a su familia, a su madre, y a todas las personas afro descendientes, asiáticas, blancas, latinas.

Una postura sin duda contrastante con un Presidente saliente y protagónico que insistía, hasta este sábado a las 9 am: «I won this election».

El futuro será femenino o no será.

#HarrisToo #ODS5 #Elecciones #Storytelling