Por : Liliana Padilla

 

De acuerdo con el informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, las emisiones de gases de efecto invernadero generadas por la actividad humana son responsables de un calentamiento del planeta en un 1,1° grados centígrados desde 1850 a la actualidad. Lo más alarmante es que el estudio prevé que la temperatura global alcance o supere los 1,5 °C o más de calentamiento en los próximos 20 años.

A menos que haya una inmediata reducción a larga escala de los gases de efecto invernadero, limitar la subida de la temperatura media de la Tierra a esa barrera o incluso a la de los 2° será imposible de alcanzar. Este informe representa una señal de alarma para la humanidad, ya que algunos de esos cambios en marcha serán irreversibles por miles y hasta cientos de miles de años.

Sin embargo, el informe también señala que “una reducción enérgica y duradera de las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero pueden limitar la magnitud del cambio climático”. Esas reducciones pueden tener beneficios rápidamente para la calidad del aire, si bien puede tomar entre 20 y 30 años que las temperaturas de la Tierra se estabilicen.

El informe fue aprobado el viernes pasado por los 195 gobiernos que forman parte del citado Grupo, y se trata de la primera entrega de las seis que se publicarán hasta el año 2022. Tras darse a conocer,  António Guterres, titular de la ONU, aseguró que éste representaba «un código rojo para la humanidad. Las señales de alarma son ensordecedoras y las pruebas son irrefutables».

Guterres agregó que la única manera de evitar sobrepasar el umbral de calentamiento global acordado de 1,5 grados por encima de los niveles preindustriales es redoblar urgentemente nuestros esfuerzos, y las soluciones están claras: «Las economías inclusivas y verdes, la prosperidad y un aire más limpio, junto con una mejor salud, son posibles para todos, si respondemos a esta crisis con solidaridad y valor«.

“El cambio climático está afectando cada rincón del planeta de múltiples formas. Los cambios que experimentamos aumentarán con el incremento del calentamiento”, agregó Panmao Zhai, copresidente del Grupo de Trabajo del IPCC.

El informe proyecta que en las décadas venideras, los cambios en el clima aumentarán en todas las regiones, ocasionando más olas de calor, estaciones cálidas más largas y frías más cortas. Con un aumento de 2° C, los eventos de calor extremo serán más frecuentes y se llegará a niveles de tolerancia crítica para la salud y la agricultura.

Pero no es solo una cuestión de temperatura. El cambio climático traerá múltiples cambios en la humedad y la sequedad, en los vientos, la nieve y el hielo y en las áreas costeras. En este sentido, Zhai concluyó que estabilizar el clima requerirá reducciones fuertes, rápidas y sostenidas de las emisiones de gases de efecto invernadero y llegar a cero emisiones netas de CO2, así como limitar otros contaminantes atmosféricos, especialmente el metano.

Con información de Naciones Unidas.