Por: Liliana Padilla

 

Ningún estudio científico apoya la afirmación de que el tercer lunes de enero, conocido como “Blue Monday” sea el día más triste del año. En realidad, esta creencia fue ideada en el año 2005 por el psicólogo galés Cliff Arnal, quien creó una fórmula para establecer el día más deprimente del año considerando como factores las condiciones climáticas, los niveles de deuda, el tiempo transcurrido desde la Navidad, los bajos niveles de motivación y el fracaso de los propósitos de Año Nuevo.

Sin embargo, esta táctica de marketing aparentemente inofensiva para vender viajes fue más allá de su propósito original, convirtiéndose en una “profecía auto cumplida” en palabras de su creador. En la actualidad, el Dr. Arnal se ha disculpado por su fórmula, e incluso se ha autodenominado como un activista contra el Blue Monday.

Si bien no está científicamente probada, la teoría del Dr. Arnal tiene una parte de verdad. El fenómeno conocido como depresión estacional se presenta durante el invierno, en particular en las latitudes del planeta donde la noche dura más tiempo que el día, como en los países nórdicos. Los cambios corporales del invierno pueden afectar las hormonas, los hábitos de sueño, los hábitos alimenticios y el estado de ánimo.

Además, este año, la crisis y el aislamiento provocados por la pandemia del Covid-19 se han aunado a la temporada invernal, provocando en muchas personas alteraciones en el ánimo, ansiedad y depresión. De acuerdo con especialistas, dos síntomas que son focos rojos para quienes sufren depresión son sentirse tristes durante la mayor parte del día por dos semanas o más y la anhedonia, es decir, la pérdida de interés y placer por las actividades que antes nos gustaban. Es importante que este diagnóstico sea realizado por un médico psiquiatra.

 

La depresión se manifiesta tanto a nivel emocional como cognitivo y físico:

  • Emocional: tristeza, ansiedad, irritabilidad, ideas suicidas, desesperanza y culpa
  • Funciones cognitivas: falta de atención, de concentración y memoria a corto plazo, dificultad para tomar decisiones, planear y organizar, falta de agudeza mental
  • Físico: fatiga, cambios de peso, insomnio, disfunción sexual, dolor de cabeza, problemas estomacales y temblores o movimientos involuntarios

 

Algunas de las maneras de combatir la depresión ocasionada por el “Blue Monday” y mantener una actitud positiva durante todo el año son las siguientes:

  1. Fijarte objetivos
  1. Mejorar tu ambiente de trabajo
  1. Identificar la razones detrás de tu falta de motivación
  1. Hacer listas y planificar las cargas de trabajo
  1. Decir “no” si te sientes abrumado
  1. Dormir adecuadamente 
  1. Mantenerte activo

 

Fuentes: Psychiatric Times, 24 Horas y Milenio.