Por: Liliana Padilla

 

El Foro Generación Igualdad México concluyó hoy con una hoja de ruta feminista para acelerar la igualdad de género, preparando el escenario para un segundo momento, que se llevará a cabo en París del 30 junio al 2 de julio de este 2021 y en el que se consolidarán los compromisos enunciados hoy.

Con la participación de más de 10.000 personas y de 250 ponentes de 85 países, se presentaron planes de acción en seis temas específicos: i) la violencia de género; ii) la justicia y los derechos económicos; iii) la autonomía corporal y los derechos sexuales y de salud reproductiva; iv) la acción feminista para la justicia climática; v) la tecnología y la innovación para la igualdad de género; y vi) los movimientos y el liderazgo feministas. El proyecto completo puede consultarse aquí.

Para el 2026, una de las metas es garantizar la justicia y los derechos económicos de las mujeres y niñas en toda su diversidad, así como establecer una economía del cuidado (mediante inversiones públicas y privadas y reformas legislativas y de política pública) que distribuya de manera equitativa y valorice estas labores.

Con este objetivo, durante la sesión de clausura, el Instituto Nacional de las Mujeres de México y ONU Mujeres hicieron un llamado a una “Alianza por un Sistema de Cuidados” para lograr la justicia y los derechos económicos de las mujeres en el mundo.

De acuerdo con Nadine Gasman, Presidente del Instituto Nacional de las Mujeres mexicano, “el Covid-19 ha acrecentado las desigualdades en la carga de trabajo doméstico y de cuidados, que recae mayoritariamente en mujeres y niñas. Incluso antes de la pandemia, ellas pasaban tres veces más tiempo que los hombres realizando estas labores, subsidiando así a toda la economía. Esto no puede seguir así, las mujeres necesitamos un sistema de cuidados que redistribuya la carga entre gobierno, iniciativa privada, familia y comunidades”. Por su parte, Belén Sanz Luque, Representante de ONU Mujeres en México, aseguró que su organización apoyará el desarrollo de un Sistema Nacional de Cuidados en nuestro país, así como un marco legislativo y normativo que garantice el derecho a cuidar y ser cuidado.

Algunas de las acciones propuestas por la “Alianza por un Sistema de Cuidados” fueron:

  1. Llamar al trabajo colaborativo y co-responsable entre Estado, familias, comunidades y empresas para aumentar los servicios de cuidados;
  2. Asegurarse de que las políticas públicas concilien la vida laboral con la personal y familiar;
  3. Lanzar una campaña de sensibilización que cambie la idea de que los cuidados corresponden solo a las mujeres;
  4. Invertir en infraestructura social y física, para que los servicios atiendan las diversas necesidades en igualdad de condiciones;
  5. Promover la generación de datos y evidencia de los servicios de cuidado para su seguimiento y evaluación;
  6. Crear Bancos Globales de Buenas Prácticas para unificarlas y avanzar más rápido;
  7. Convocar a los países de América Latina y de todo el mundo a sumarse a esta Alianza.

“Con estas acciones, queremos romper con el estereotipo de que los cuidados son solo responsabilidad de las mujeres. Entre todos, debemos aligerar esa carga que recae desproporcionadamente en ellas”, aseguró Gasman.

Al día de hoy, 740 millones de mujeres en el mundo trabajan en el sector informal, con salarios bajos e inseguridad laboral. Permitirles trabajar en igualdad de condiciones que los hombres, ayudaría a reactivar la economía en el actual contexto de crisis. De acuerdo con cifras de la ONU, un sistema de cuidados eficiente podría aumentar en un 3.9% anual en promedio el número de empleos en un periodo de 5 años.