El Fondo Monetario Internacional (FMI) está haciendo un llamado a los principales países emisores de gases de efecto invernadero para que apliquen impuestos al carbono que alcancen los 75 USD por tonelada para el año 2030, con miras a reforzar las respuestas al cambio climático, que a la fecha son insuficientes.

Por: Liliana Padilla 

De acuerdo con un Reporte de dicha organización financiera publicado este mes de octubre, la ventana para mantener el aumento de la temperatura a niveles manejables se está «cerrando rápidamente», por lo que «limitar el calentamiento global a 2° C o menos requiere medidas políticas en una escala ambiciosa».

En dicho estudio, los analistas del FMI midieron el costo-beneficio de los impuestos al CO2en el rango de $25 a $75 USD y descubrieron que encarecer el carbono produciría recortes sustanciales de emisiones y beneficios para la salud a pesar de los diversos factores económicos.

Los impuestos podrían utilizarse para mitigar afectaciones derivadas de costos más altos de energía, por ejemplo, redistribuyéndolos a los hogares pobres o apoyando a los trabajadores más afectados por el cambio a energías más amigable con el medio ambiente.

El FMI está pidiendo precios de carbono que sean mucho más altos de lo que ha demostrado ser políticamente factible hasta ahora, algo que los autores reconocen.

«Alrededor de 50 países tienen un algún tipo de esquema de fijación de precios del carbono, pero el precio promedio global del carbono actualmente es de solo $2 USD por tonelada, muy por debajo de lo que el planeta necesita. El desafío es que más países adopten uno y que eleven el precio”, señala uno de los autores del informe.

El informe propone un «precio mínimo internacional del carbono» con el objetivo de lograr un compromiso por parte de todas las naciones y no afectar las industrias domésticas. Incluso aunque este precio fuera muy inferior a los $75 USD propuestos, se podrían lograr importantes beneficios.

Por ejemplo; establecer un mínimo de $50 USD para las naciones desarrolladas del G20 y de $25 USD para las economías en desarrollo del mismo grupo reduciría las emisiones 100% más que las promesas actuales de esas naciones bajo el acuerdo de París, según dicho estudio.

Con información de: Washington Post, Axiosy El CEO