Después de la Segunda Guerra Mundial, el cambio climático representa la amenaza de mayor magnitud para los derechos humanos, advirtió Michelle Bachelet, directora general del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU.

“Entre los múltiples retos a los que se han enfrentado los derechos humanos desde la Segunda Guerra Mundial, quizás sea la emergencia climática mundial la que representa una amenaza de mayor magnitud. Desde su repercusión sobre el derecho a la vida, la salud, la alimentación, el agua y la vivienda, hasta nuestros derechos a vivir sin discriminación, al desarrollo y la autodeterminación, sus efectos se sienten ya en todos los ámbitos”, dijo Bachelet en el marco del Día de los Derechos Humanos.

Bachelet destacó el papel de los jóvenes en la lucha para defender estas garantías, en particular ante la crisis climática: “Hemos contraído una deuda de gratitud con millones de niños, adolescentes y adultos jóvenes que han venido defendiendo esos valores y protestando de manera cada vez más sonora por la crisis que afronta nuestro planeta.”

Además, consideró que el interés de este sector de la población en la crisis climática se debe en gran medida a que “son ellos los que tendrán que sufrir las consecuencias de los actos o la inacción de sus mayores que en la actualidad dirigen los Gobiernos y las empresas, encargados de adoptar las decisiones de las que depende el futuro de los países, las regiones y el planeta en su conjunto”..

Esta declaración coincide con la intensa participación de jóvenes, particularmente de la activista sueca Greta Thunberg, en la Cumbre del Clima en la ONU, COP25, que se celebra actualmente en Madrid, España.

Con información de: https://news.un.org/es/story/2019/12/1466411

https://bit.ly/35aqPIg