Por Inés Saiz

 

Cada 5 de junio desde 1974 se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, que promueve la participación de gobiernos, empresas e individuos para generar un cambio positivo como comunidad global y reflexionar sobre las acciones que se pueden tomar para salvaguardar la naturaleza.

 

Este año, en que Colombia fue designado anfitrión, ha sido especialmente complicado, pues viene precedido por los grandes incendios en Australia y la Amazonia, la plaga de langostas en África y, principalmente, la pandemia del Covid-19.

 

El confinamiento causado por la pandemia ha generado grandes impactos en la economía global, pero también ha dado otro tipo de resultados, como la disminución de al menos un 25% en las emisiones de CO2 en China debido a reducción en el consumo de combustibles fósiles como petróleo, gas o carbón, entre otros. Esta cifra representa una reducción aproximada del 6% a nivel global, de acuerdo con el Centro de Investigación en Energía y Aire Limpio (CREA) en Estados Unidos.

 

El tema para 2020 es la biodiversidad, es decir, la variedad de formas de manifestación de la vida en la biósfera, representada en cuatro grupos principales: diversidad genética, riqueza de especies, diversidad de comunidades y riqueza de interacción entre ecosistemas.

 

Se estima que desde que surgió la vida en el planeta Tierra han existido 30 mil millones de especies, de las cuales existen en la actualidad únicamente entre 20 y 30 millones, es decir, 99% de las especies se han extinguido. Cada año desaparecen alrededor de 30 mil, es decir, 3 cada hora. Esto se debe principalmente a la destrucción de ecosistemas, a la sobreexplotación de las especies y de los recursos naturales, a la introducción de especies exóticas, a la sobrepoblación humana, al incremento de la contaminación agrícola y al cambio climático. Es importante reconocer el deber de los humanos de cuidar la naturaleza y el largo camino que queda por delante para mejorar sus condiciones.

 

Varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible se relacionan directamente con el cuidado del medio ambiente. Algunos de estos son el Objetivo 7, que busca garantizar energía alcanzable y sostenible para todos; el Objetivo 13, que busca medidas directas para frenar el cambio climático y combatir sus efectos; o el Objetivo 15, que busca luchar contra la desertificación de los bosques, la degradación de la tierra y la pérdida de la biodiversidad.

 

Con información de: Naciones Unidas, World Environment Day, Ayuda en Acción.