Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), anunció al finalizar una reunión del Comité de Emergencia de la organización, que se todavía no se ha decidido declarar una emergencia sanitaria internacional con respecto al nuevo coronavirus identificado en China.

“Es una emergencia de muy alto riesgo en China, pero aún no se ha convertido en una emergencia sanitaria mundial”, explicó el Dr. Adhanom, y agregó que las discusiones del Comité tardaron dos días y estuvieron muy divididas.

De acuerdo con autoridades chinas, a la fecha hay 830 casos confirmados: 177 se consideran graves, 34 pacientes han sido curados y 25 personas han muerto. Se han detectado casos en Japón (1), Corea del Sur (1), Singapur (1), Estados Unidos (1), Vietnam (1) y Tailandia (4). Todos los pacientes habían viajado recientemente a Wuhan, la ciudad epicentro del brote.

El jefe de la OMS aseguró que el virus puede causar una enfermedad grave y puede ser mortal, pero en la mayoría de los casos solo produce síntomas leves: “un cuarto de los infectados ha experimentado síntomas graves y aquellos que han muerto padecían otras condiciones médicas como hipertensión, diabetes o enfermedades cardiovasculares que debilitaban su sistema inmunológico”. El Dr. Adhanom aseguró que es más lo que no se sabe de este nuevo coronavirus que lo que se sabe: “No sabemos de dónde viene, no sabemos qué tan fácil se contagia y tampoco entendemos sus características clínicas o su severidad”.

Hasta el momento, la Organización Mundial de la Salud no ha recomendado más restricciones de viaje o de comercio, pero sí que se realicen exámenes médicos en los aeropuertos como parte de un conjunto integral de medidas de contención. Sin embargo, el pasado jueves, el Gobierno chino decidió cerrar por completo la ciudad de Wuhan. Vuelos y trenes han sido cancelados, así como buses y ferris. Las autoridades también han extendido las restricciones de viaje a varias ciudades cercanas como Huanggang, Ezhou, Chibi y Zhijiang. El próximo sábado se celebraría la Fiesta del Año Nuevo Chino, pero Pekín y otras grandes urbes han anunciado que cancelarán los festejos para evitar contagios.

En México, de acuerdo con la Secretaría de Salud,  hasta el momento se han detectado cinco casos sospechosos por coronavirus, si bien ninguno ha sido confirmado: 3 en Jalisco, 1 en la Ciudad de México y otro en Michoacán. Todos ellos se encuentran en proceso de identificación y ninguno presenta sintomatología grave. Otros dos casos ya fueron descartados. El Aerupuerto de Tijuana, a donde llegan tres vuelos desde China a la semana, anunció medidas sanitarias. 

¿Qué son los coronavirus?

  • Son una amplia familia de virus que pueden causar diversas afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el coronavirus que causa el síndrome respiratorio agudo severo (SARS).
  • Pueden infectar tanto a animales como a personas, y causar infecciones del tracto respiratorio.
  • Los pacientes con esta infección padecen fiebre alta, dificultad para respirar y lesiones pulmonares. Los casos se parecen al resfriado, por lo que es difícil detectarlo.
  • El nuevo coronavirus designado como 2019-nCoV es una nueva cepa que no se había encontrado nunca en el ser humano.

 

¿Cómo protegerse?

Las recomendaciones de la OMS para reducir la exposición y la transmisión del virus son:

  • Lavarse las manos con frecuencia, usando un desinfectante a base de alcohol o agua y jabón
  • Cubrirse la boca y la nariz con un codo o pañuelo al toser o estornudar
  • Evitar el contacto cercano con cualquier persona con fiebre y tos
  • Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque pronto atención médica y comparta su historial de viajes con su médico
  • Al visitar mercados en áreas con casos de nuevos coronavirus, evite el contacto directo sin protección con animales vivos y superficies en contacto con animales
  • Evite el consumo de productos animales crudos o poco cocidos.

 

Con información de: Naciones Unidas, BBC y CNN.