Por Liliana Padilla

 

Desde 1998, cada 28 de mayo se celebra el Día Internacional del Juego por iniciativa de la Asociación Internacional de Ludotecas, con la finalidad de destacar que el juego es una necesidad, un placer y un derecho reconocido por la ONU en el Art. 31 de la Convención de Derechos del Niño y de la Niña.

 

Jugar es una actividad universal que se mantiene a lo largo de la vida. Nos ayuda a desarrollar nuestras capacidades de concentración, nuestras habilidades cognitivas, físicas y emocionales, nuestra perseverancia y estrategia, y a relacionarnos con los demás, entre muchos otros beneficios. Jugar es una fuente inagotable de placer, alegría, descubrimientos, reto y satisfacción.

 

Durante el confinamiento por la epidemia por Covid-19, Papalote Museo del niño celebra el Día Internacional del Juego de manera virtual, ofreciendo una serie de actividades para las familias que siguen las redes digitales y visitan la plataforma digital Papalote en Casa, a fin de favorecer el aprendizaje y el cuidado de las emociones por medio de artículos, cápsulas y descargables para toda la familia.

 

 

Con información de: ITLA, Aristegui Noticias y Papalote Museo del Niño.