Por Liliana Padilla

Tedros Adhanom Gebreyesus, director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció esta semana que 172 países se han unido o mostrado interés en la coalición COVAX, el mecanismo de la OMS que busca entregar al menos 2,000 millones de dosis de vacunas seguras y efectivas contra COVID-19 para finales de 2021.

COVAX es la única global que está trabajando con gobiernos y fabricantes para garantizar que las vacunas COVID-19 estén disponibles en todo el mundo tanto para países de ingresos altos como de ingresos bajos.

“Varias vacunas se encuentran ahora en la etapa final de ensayos clínicos y esperamos tener múltiples candidatas exitosoa que sean seguras y efectivas”, anunció Tedros.

Se prevé que las vacunas se entreguen inicialmente a las personas con mayor riesgo de ser infectadas, como las y los trabajadores de salud, las personas mayores de 65 años y aquellas que tienen ciertas enfermedades que aumentan su riesgo de morir por COVID-19.

Sin embargo, Tedros recordó que, hasta que la vacuna no sea una realidad, es necesario utilizar las herramientas ya existentes para suprimir el virus: aislar y cuidar a los pacientes, y poner en cuarentena a sus contactos.

“Si todos nos distanciamos físicamente, nos lavamos las manos con regularidad, utilizamos mascarillas y nos mantenemos informados, podemos romper colectivamente las cadenas de transmisión”, reiteró.

En lo que respecta a la vacuna rusa, Soumya Swaminathan, de la OMS, señaló que todavía se encuentra en ensayos clínicos preliminares e irá a una fase tres más amplia, pero se encuentran en conversaciones con las autoridades de dicho país para promover la idea de ensayos de solidaridad de las vacunas, para que otros países pueden participar en los estudios.

Con información de:
Naciones Unidas

Forbes

Imagen de Miguel A. Padrián, Pixbay