La falta de trabajo decente, el aumento del desempleo y la persistencia de las desigualdades, hace cada vez más difícil que las personas accedan una vida mejor gracias a su trabajo, asegura el reporte Empleo mundial y perspectivas sociales: Tendencias 2020 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“La persistencia y amplitud de la exclusión y de las desigualdades relacionadas con el empleo impide a las personas forjarse un futuro mejor, lo que tiene repercusiones graves y alarmantes para la cohesión social”, sostuvo Guy Ryder, director general de la OIT, durante la presentación del informe.

Resulta significativo que 2019 haya visto un crecimiento en la incidencia de protestas en siete de las once subregiones del mundo, lo que indica que el descontento con la situación social, económica o política va en aumento, señala el informe. También destaca la persistencia de deficiencias significativas en la calidad del trabajo, incluidas las altas tasas de informalidad y pobreza laboral. Por ello, es necesario que los gobiernos diseñen políticas económicas y sociales para un desarrollo sostenible e inclusivo en el que las personas en edad laboral puedan acceder a trabajo decente y alcanzar su máximo potencial.

Para la OIT es necesario cambiar el tipo de crecimiento para estimular las actividades de mayor valor añadido a través de la transformación estructural, la modernización tecnológica y la diversificación de la producción.

 

Cifras clave:

  • Se estima que el número de desempleados aumente en 2.5 millones este año, tras haberse mantenido relativamente estable en los últimos nueve años, debido a la desaceleración del crecimiento económico;
  • Actualmente existen 188 millones de desempleados en el mundo y 165 millones de personas que desearían trabajar más horas;
  • Alrededor de 120 millones de personas no clasificadas como desempleadas han abandonado la búsqueda activa de trabajo;
  • 267 millones de jóvenes (entre 15 y 24 años) no trabaja ni estudia o recibe formación;
  • En 2019, la tasa de participación de las mujeres en las actividades laborales remuneradas era solo del 47%, contra 74% de los hombres.;
  • En América Latina y el Caribe, el nivel promedio de estudios de las mujeres supera al de los hombres, pero ellas siguen ganando un 17% menos que los hombres;
  • Más de 630 millones de personas (una de cada cinco) gana menos de 3.20 dólares diarios;
  • Alrededor de 2,000 millones de trabajadores en todo el mundo están empleados de manera informal, lo que representa el 61% de la fuerza de trabajo mundial.

 

Con información de Naciones Unidas, El País y OIT.